NAVIDAD EN CASA: UNION Y CELEBRACION

“Recuerdo con mucha nostalgia aquellas cenas de nochebuena en familia. Cada año elegíamos la casa de alguno de mis tíos, o la nuestra, para reunir a toda la familia para tan sublime ocasión. Terminábamos siendo alrededor de 25 o 30, no importaba si había que sentarse apretujado, la cuestión era estar todos juntos y compartir. 

Desde al menos un mes antes se sucedían las llamadas entre las madres, tías y abuelas para decidir qué cenaríamos esa gran noche,  generalmente la anfitriona llevaba la voz cantante,  y lo gracioso es que generalmente, no entiendo muy bien como calculaban, pero siempre invariablemente sobraba comida para otra cena igual. 

Nuestras bacanales familiares del 24 de diciembre venían a ser algo así: Empezábamos con algo de marisco, unas cigalitas, un centollo, tal vez un salpicón de marisco, siempre acompañado por un Albariño. 

Como primer plato principal siempre había algún pescado, que solía ser Bacalao a la gallega, con patatas y coliflor y acompañado de una rica ajada de aceite de oliva, pimentón y ajo. A continuación llegaba la carne, cada año variábamos, pero el tema estaba entre la pierna de cordero al horno, el cochinillo y el costillar de cordero. Todo esto con un rico tinto, tal vez un Pago de Capellanes ó un Marques de Riscal. 

Y llegaba la hora del postre, y en la mesa aparecían grandes fuentes de turrones, frutos secos, mazapanes y orejones, una delicia. 

Y era en ese momento cuando llegaban a la mesa las burbujas!! 

Grandes risas, muchos brindis, regalos para todos, y una noche mágica y llena de amor. 

Así es como recuerdo las navidades en familia.  Lo único que puedo añadir es que en estas fechas no olvides levantar tu copa y dar gracias por todas las cosas lindas que te da la vida, yo brindaré por ti!! 

Felices fiestas y feliz inicio de año 2015!!! 

Salud!! “

Luz Fernández 
Empresaria gastronómica, arquitecta y gourmand 
Twitter @luzbernata