QUESO BRIE

El queso Brie es un queso tradicional francés, que se elabora con leche cruda de vaca y que se clasifica entre los quesos de pasta blanda. Es un queso del que se tienen referencias de la época del emperador Carlomagno. Existen dos variedades de queso Brie, que atienden a su región de producción, y son Brie de Meux y Brie de Melun, siendo el primero de ellos el más famoso. Actualmente en nuestro país se encuentran quesos brie de elaboración nacional con leche pasteurizada como indican las normas del Ministerior de Salud.

La denominación de queso Brie, alude a una pequeña zona cercana a la Isla de Francia en la región de la Champaña, donde se produce. La fama y su consagración como rey de los quesos franceses, surgió en 1814 cuando fue el queso elegido durante una cena organizada por Talleyrand en el Congreso de Viena, en la que cada uno de los 30 embajadores asistentes llevó un queso de su elección.

Proceso de elaboración

Para fabricar una rueda de un kg, son necesarios más de 8 litros de leche cruda. La leche debe fermentar en una cuba durante 16 horas aproximadamente. Después, el queso es formado a mano por finas capas sucesivas con la ayuda de un instrumento llamado pala brie.

La temperatura ideal para el modelado del queso se varía en el proceso. Inicialmente, se trabaja a 33°C, y se mantiene esa temperatura durante 4 horas, después se mantiene a 24°C durante 6 horas y finalmente se baja a 19°C. Después, el queso se escurre sobre esteras de caña.

El proceso finaliza con el salado y la maduración del queso trabajada por el maestro afinador, quien ajusta el punto de curado, volteando los quesos de forma artesanal y manteniéndolos en constante vigilacia aproximadamente durante 8 semanas hasta que están listos para el consumo.

Maridaje: El Queso Brie se puede acompañar muy bien con higos secos o en almibar, peras o cualquier fruta carnosa (no ácida ni muy astringente). Es una de las estrellas de una picada de quesos y se comen en porciones chicas (puede condimentárleso de múltiples formas). También se estila utilizarlo para "cremar" los risottos mediterráneos o en bruschettas con tomates secos o jamón crudo al pimentón. Ideal para ser maridado con espumantes complejos y vinos con estructura media que no tapen el sabor cremoso del brie.