CHURROS EN CABALLITO

El 23 de mayo llegó al barrio de Caballito un local con muchas opciones de sabor para deleitar el paladar de todos los amantes de los churros. Esta popular masa cilíndrica es un clásico favorito de muchos y, por eso, Alain Delon presenta una variedad de sabores, con la idea de que no son sólo para el verano, sino para disfrutar durante todo el año. 
 
Este proyecto es una nueva creación de los socios Esteban Siderakis y Nicolás Sánchez, dueños de la popular hamburguesería Deniro, que, ahora, buscan tentar a sus comensales con los churros de Alain Delon. Sus múltiples variedades fueron el producto de seis meses de pruebas, que incluyeron churros chinos (según algunas versiones, serían los creadores del producto), hasta llegar al  desarrollo de recetas propias, en las que la chef, Laura Jaramillo, logró encontrar el equilibrio perfecto  de cocción y texturas. 
 
El peculiar nombre de esta nueva churrería hace un juego con el galán francés popular en la década del 60, y su condición de "churro", como adjetivo.  El local de Alain Delon se inspira en los colores de la cinematografía del director Wes Anderson, y en sus 32 metros cuadrados la decoración busca transportar a sus visitantes con nostalgia a los años sesenta: los tapizados, la carpintería metálica, las mesas de granito y los tonos pasteles son una de las principales atracciones que se observan a primera vista de este local. 
 
En cuanto a su oferta gastronómica, la carta esta llena de tentadoras opciones que llenan de indecisión a quienes buscan saborear algo diferente. Sus variadas mezclas e ingredientes son una tentación constante. Hay para todos los gustos: una amplia variedad de churros clásicos, como el tradicional, el relleno de dulce de leche, el relleno de crema pastelera, el relleno de dulce de leche bañado en chocolate, el bañado en chocolate o el relleno de Nutella. Quienes busquen una alternativa más atrevida, pueden elegir entre dos opciones de churros salados: el relleno de queso azul con chutney de peras, y el relleno de puré de palta. Entre las opciones originales, cuentan con el bañado en chocolate, sal ahumada, merken y aceite de oliva; el relleno con lemon pie y bañado en chocolate con ralladura de lima; el relleno de crema tiramisú, bañado en chocolate y cacao en polvo; el  bañado en chocolate, con sal y polvo de panceta; el relleno de pasta de maní, cubierto con cereal crocante y chocolate; y el relleno de crema de maracuyá y bañado en chocolate blanco.
 
Para acompañar estas  propuestas, Alain Delon cuenta con milkshakes (elaborados a base de leche y helado, con una cubierta de crema batida)  de chocolate belga con trozos de chocolate amargo, de mascarpone con salsa de frutos rojos y crumble, de helado de limón con almíbar de jengibre y ralladura de lima, y de helado de americana con trozos de Oreo y salsa de chocolate.
 
Una opción más tradicional es acompañar los churros con café de la marca Lattente, que cuenta con granos 100% origen de Perú, Honduras y Guatemala, con un blend especial de Colombia y Brasil, y en la carta se pueden encontrar el Espresso, el Americano, el Macchiato, el Capuccino, el Flat White, el Latte y el Chai Latte, además de té y chocolate caliente, todas opciones pensadas para realzar el sabor de cada bocado de los churros del local.
 
Lo que abunda no daña se suele decir, y en el caso de Alain Delon lo que abunda son las opciones: churros tradicionales,  combinaciones fuera de lo común que hacen de este local el lugar indicado para quienes buscan variedad dentro de las clásicas preparaciones. Sin duda, los churros llegaron para quedarse las cuatro estaciones del año.

Alain Delon
Dirección: Goyena 289, Caballito, Buenos Aires.
Teléfono: 7513-3126.
Horarios: martes a domingo de 7:30 a 20 h.
Medios de pago: efectivo y tarjetas (Visa, Master Card y American Express).