LILIANA PECORA: "QUIERO SER UNA CHICA ALMODOVAR"

Recuerdo de tu primer vino: “Mi primer encuentro con el vino tinto fue en mi casa natal en el Barrio de Mataderos. Recuerdo que debería tener seis años y en las comidas me daban un dedo de vino y el resto del vaso con soda. Vengo de familia de vitivinicultores que elaboraban el vino en Mendoza y para nosotros era sagrado.” comienza diciendo la actriz Liliana Pécora a la revista “Elixir” de Baco Club

Tu momento ideal para descorchar: Antes de cocinar, antes de comer o en un encuentro con amigos para brindar mientras charlamos de cosas de la vida.

Tu maridaje perfecto: Me gusta el Malbec con todas las comidas. El blanco me da acidez de estómago.

Recuerdo de tu último vino: Hace un rato en el almuerzo. Un Malbec.

Un brindis por… Brindo por la alegría de estar viva, de trabajar en lo que me gusta el teatro. Brindo por la gente a la que le gusta cultivarse, crecer y tener siempre proyectos… y por los que aman el vino y me acompañan en los mejores momentos.

En qué andás…

En marzo reestrené mi unipersonal Mujeres de 60 que ya va por su séptimo año consecutivo. Estoy haciendo mi programa de radio El Club de los Optimistas por La RZ Radio (wwww.larz.com.ar) los viernes a las 13. Comencé mis dos cursos “Taller de la risa” y el curso anual de “Teatro con humor”. Y también estoy escribiendo mi próximo espectáculo unipersonal.

Mini bio

Nací en el barrio de Mataderos, Capital Federal, Argentina.

Tengo ojos claros, no tengo 90-60-90 y soy petisa… es decir, un bonsai de mujer.

Amo el teatro. Mi primer escenario lo transité a los dos años. Fue la mesa del comedor de mi casa natal. A los veintitrés pisé el de “Casacuberta” en el Teatro Municipal Gral. San Martín y desde ese día no hubo nadie que me parara.

En el medio estudié Psicología, me recibí de Maestra Jardinera, toqué el piano y pinté varios cuadros que están en la casa de mis familiares.

Me dediqué principalmente  al género humorístico, tanto en teatro, en la vida, en la televisión como también en publicidad.

Trabajé en TV junto a Luis Landriscina, Guillermo Francella, Moria Casán, Georgina Barbarrosa, Nito Artaza, entre otros. ¡En cine hice cada bochorno! Pero cuando hay hambre no hay pan duro, decía mi abuela.

Realicé más de cuarenta obras de teatro, entre las que se destacan La casa de Bernarda Alba, Un mundo de dos ruedas, La Lección de Anatomía, El “K”aso Dora (versión original), La Gran P..., Lily-Lily, El Clú, espectáculo con el que fui nominada al Premio ACE como Mejor Actriz Cómica en el año 1993.

Representé durante más de siete años consecutivos mi espectáculo Mujeres de 50, con el cual fui nominada como “Mejor Actriz” Premio Florencio Sánchez. Con él viajé a EE.UU., España, Bolivia, Uruguay y por el interior del país.

En el 2017 gané el Premio Carlos como “Mejor Actriz de Reparto” en Carlos Paz en una comedia de José María Muscari. Y además el Premio Estrella del Concert como “Mejor Actriz Cómica”.

Realicé junto a Enrique Pinti en el Teatro San Martín la obra El burgués gentilhombre, de Moliere, durante 2011 y 2012.

El espectáculo Unipersonal Mujeres de 60 lo vengo realizando desde hace ya siete años con mucho éxito y hasta fui ovacionada en Washington.

Como directora debuté con los espectáculos Mujeres que cantan y Socorro me caso, los cuales han tenido muy buena repercusión de público y de la crítica. Me gusta hablar sobre lo que nos pasa a las féminas. Es desopilante y muy jugoso. Además de dirigir todas las puestas de fin de año del Curso de Teatro con Humor con mis alumnos que son verdaderas obras teatrales.

En publicidad me vieron “tomándome cinco minutos y tomándome un té: La Virgin

ia”, comprando jugo “Montefiore”, y fundamentalmente el “pueblo de la Nación Argentina” me recuerda por los tomates del “Puré Cica” que me escondía en el bolsillo del delantal de manera descarada.

En radio tengo mi propio programa de entrevistas El club de los optimistas, participé en otros como columnista de humor y en otros directamente no me dejaron entrar.

El programa La Pécora en su salsa que se emitió por Radio EME fue nominado como mejor programa Humorístico para los premios Gaviota Federal en el año 2012.

Estudié flamenco, danzas árabes, salsa y merengue, danzas trivales, tai chi-chuan (solo faltó ponerme las zapatillas de punta).

Soy devota admiradora de Niní Marshall, la cual, sin que me lo proponga, aparece como sello en alguno de mis personajes.

Desde hace más de dieciséis años me dedico a la maravillosa tarea de realizar “Los Talleres de la Risa” y cursos de “Teatro con Humor”.

¿Mi deseo? Yo quiero ser una Chica Almodóvar.

Revista Elixir de Baco Club. Por Jorgelina Soulet. Fotografías Nicolás Guerrero