"LA CABRERA" DISTINGUIDA ENTRE LOS 50 MEJORES RESTÓ

Por tercer año consecutivo, La Cabrera de Buenos Aires, de Gastón Riveira y su equipo, continúa en la lista de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina 2015 (Latin American´s 50 Best Restaurants 2015), este año en el puesto 19, subiendo tres posiciones con respecto al año anterior. La ceremonia de premiación se realizó esta semana en el hotel The St Regis Mexico City en México DF.

La lista de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina, organizada por William Reed Business Media, es el resultado de las opiniones y experiencias de más de 250 líderes de restaurantes de la región. La entrega celebró la cocina latinoamericana, sus restaurantes y diversidad culinaria junto a los cocineros, equipos y propietarios de restaurantes, familiares amigos, autoridades y prensa. El evento y la elección, organizados por William Reed Business Media, fue compartido a todo el mundo vía streaming.

Celebrando la obtención del puesto 19, Gastón Riveira compartió: “Estoy muy feliz por haber recibido este reconocimiento por tercera vez. Integrar la lista de los 50 mejores restaurantes acompaña la devolución que tenemos día a día por parte de nuestros clientes y nos inspira a seguir creciendo y mejorando junto a mi equipo. Además, es una forma de impulsar la gastronomía argentina y que sea conocida en el resto del mundo. Me alegra que La Cabrera siga siendo identificada como una de las mejores parrillas de Buenos Aires y haya obtenido este premio nuevamente, no hay dos sin tres”.

Pasar por “La Cabrera”:

La esperiencia se repite con idéntica excelencia. Pasar a almorzar o cenar por La Cabrera es una celebración del producto insignia de nuestra gastronomía: la carne. Los mejores cortes, de carnes seleccionadas, el punto de cocción adecuado a cada gusto y porciones impensadas de un gramaje que deja satisfecho hasta a los estómagos más demandantes. El bife de chorizo, entrañas, pamplonas y demás manjares de carne vacuna, achuras varias de exportación, y otras carnes. Recomiendo no pedir guarnición porque, “sin cargo” , acercan una enorme variedad de pequeñas delicatessen como: pasta de aceitunas, croqueta de verduras, milanesa de berenjena, pasta de alcahuciles con mayonesa, tomates caramelizados, ajos confitados, purés cremosos de papa y zapallo dulce, humita cremosa con queso y demás especialidades que acompañan inmejorablemente a la carne argentina.

Casi sin lugar en el cuerpo para el postre, aquellos dulceros igual tienen una selección de postres tradicionales y helados artesanales para degustar en la sobremesa. Gran carta de vinos con los mejores productos nacionales y algunos de importación.