COSECHA 2020: DESAFIANTE, RAPIDA Y SALUBRE

Con temperaturas más elevadas de lo habitual y la consiguiente aceleración de la madurez, este año presentó un enorme desafío. Se esperan vinos de gran calidad según adelantan en Bodega Zuccardi.
 
La 2020 ha sido una auténtica “vendimia de viticultores”, ya que el desarrollo climático ocasionó un adelanto generalizado de todos los ciclos del viñedo. En ese contexto, el conocimiento profundo de cada lugar, paraje y viñedo fue fundamental para cosechar cada parcela en el momento justo y evitar la sobremadurez.

A continuación, algunos de los puntos sobresalientes de esta vendimia:

Diciembre y enero presentaron temperaturas superiores a los promedios históricos por lo que se aceleró la madurez en unos 10 a 14 días, según la zona.
Una de las cosechas más rápidas y desafiantes de las que se tenga registro.
Rendimientos limitados, entre un 10% y un 20% menores a los valores históricos, según las zonas.
Cada parcela fue cosechada por separado, en su momento óptimo.
Inmejorable sanidad de las uvas.
Gran calidad en los vinos: estructura, concentración y fruta pero con excelentes niveles de acidez natural.

Este año, el equipo de viticultores y enólogos de Zuccardi ha trabajado con mayor cercanía a la tierra, y con mayor humildad que nunca, entendiendo su papel de acompañar e interpretar lo mejor posible el sabio trabajo de la naturaleza.