CABERNET FRANC + MALBEC

Llega el Día del Padre, la fecha en homenaje a uno de los vínculos humanos más importantes y sinónimo de unión y reencuentro entre generaciones; una nueva oportunidad para demostrarles cariño y gratitud a los padres de la familia por su entrega y compañerismo a lo largo de la vida.

En esta fecha, los hogares se preparan para recibir a los afectos más queridos: las mesas prometen los platos favoritos de los agasajados y también se reservan los mejores vinos para compartir entre los presentes, aquellos amables y distinguidos como el Luigi Bosca Gala 4. Ya sea para obsequiar o disfrutar en compañía, es el complemento ideal para celebrar el vínculo entre padres e hijos.

Elaborado a base de Cabernet Franc matizado con un 5% de Malbec, fue uno de los primeros vinos en mostrar las virtudes de esta unión. De color rubí brillante y aromas delicados, se destaca por su paladar fresco y jugoso de carácter vegetal, con intensas notas florales y especiadas. Equilibrado en todas sus aristas, es un vino perfumado, complejo y elegante que expresa todo el potencial del cepaje. Un blend con tipicidad y gran potencial de guarda concebido a partir de la experiencia de cuatro generaciones de vitivinicultores.