TIKI BAR EN BUENOS AIRES

“Oh’No! Lulu, Tiki Bar & Pupu Platter” es el flamante y único bar representante de la cultura Tiki en la Ciudad de Buenos Aires. Abrió sus puertas en febrero de 2019 para recibir a los visitantes que buscan un paraíso tropical en Buenos Aires, un lugar con un encanto singular, único en Buenos Aires. Honolulu, en hawaiano, significa “lugar resguardado”, “bahía protegida”.

Ludovico De Biaggi, Luis Morandi y Patricia Scheuer son los creadores de este oasis hawaiano en Villa Crespo. Luis y Patricia son los mentores de Gran Bar Danzón, BASA, Grand Café, Sucre, Bar Uriarte en Buenos Aires y Arturito en San Pablo (junto a otros colegas según el caso). Ludovico De Biaggi (BASA, Gran Bar Danzón y dos veces ganador de la Bacardi Legacy Cocktail Competition en 2012 y en 2017) es el bar manager, dirige el equipo al frente de la barra y despliega toda su creatividad y experiencia en la materia.

En palabras de Ludovico: “Es difícil definir cómo fue que decidimos poner un bar tiki. Lo que es seguro es que queríamos hacer algo diferente. A mí, personalmente, me venía llamando mucho la atención la cultura y el paladar tiki desde un tiempo atrás. El resto fue un poco historia, una idea se propuso y fue creciendo en nosotros como la maleza. Investigamos mucho en internet, compramos libros, tuvimos la posibilidad de viajar a lugares con bares tiki para buscar inspiración y así, después de un año de obra, nació Oh’ No! Lulu”.

La carta de cócteles ofrece: Mai Tai, Zombie, Piña Colada (Slushie), Daiquiri De Frutilla (Slushie), Suffering Bastard, Derby Cocktail Tropical, Shark (Chan, Chan, Chan, Chan), Magnum P.I., Hemingway Special, Flamenco, Pelotón, Dr. Jones. La carta de bebidas se completa con una buena selección de vinos y cervezas.

La propuesta gastronómica de “Oh’No! Lulu” va a sorprender a los que esperen ver las variantes típicas de un bar. La carta de comidas se basa en una cocina de calidad atravesada por muchos guiños orientales. A saber: Flor De Cebolla, Alitas Hawaianas, Spring Rolls, Pechito De Cerdo Laqueado, Lomi Lomi Salmon (Casi Un Ceviche), Croquetas De Langostinos Y Pescado, Baja Fish Tacos, Coleslaw Polinesio, Choclo Asado “Café Habana”, Big Kahuna Burger, Bo Bun Imperial, Ahí Poké. Los que quieran probar varios de estos platos, podrán pedir el Pupu Platter –receta tradicional de la cocina hawaiana- que incluye cinco de los appetizers del menú.

También hay dos postres: el Banoffee Pie y una Key Lime Pie. Recientemente se sumaron nuevos platos: Halloumi Asado, servido con miel de chiles; Tofu Poké (bowl de arroz gohan condimentado cubierto con vegetales, palta, algas, tofu marinado y cilantro) y Pulled Pork Ramen (bowl de fideos ramen con pulled pork, huevo soft, vegetales y pickles en caldo sustancioso).

Transcurridos los primeros meses desde la apertura, la propuesta de servicio en “Oh’No! Lulu Tiki bar & Pupu Platter” se afianza con la incorporación de atención en las mesas. La opción de sentarse en la barra y ser atendido directamente en ese sector se mantiene disponible desde el primer día. Todo está pensado para que funcione con agilidad.

El horario de apertura es a partir de las 18 hs. Todos los días, excepto los lunes que permanece cerrado. La cocina funciona hasta la medianoche.

Happy hour de cervezas entre las 18 y 20 hs. Cerveza Patagonia 2x1 y Cerveza Corona 4x3.

¿DÓNDE SE ORIGINA LA CULTURA TIKI?

Tiki es el nombre que reciben las estatuas de gran tamaño con forma humana en las culturas de Polinesia Central, ubicadas en el océano Pacífico. Estas estatuas suelen señalizar lugares sagrados. Entre los años 800 y 1300 d.C. los tikis llegaron a Nueva Zelanda, donde se convirtieron en uno de los símbolos más populares de la cultura maorí y representan al primer hombre en la Tierra, una especie de Adán nacido en las estrellas.

Siguiendo por la vía del Pacífico, estas creencias espirituales y elementos ceremoniales llegaron a Hawaii y a su ciudad capital, Honolulu. Y desde allí, se extendieron a Estados Unidos.

EL DESEMBARCO EN EE.UU: LOS PRIMEROS BARES TIKI

1933 fue el año en que abrió el primer bar tiki en EEUU: el mítico bar y restaurante “Don the Beachcomber” situado en Hollywood. Su dueño, Ernest Raymond Beaumont-Gantt (conocido como Don Beach), había navegado por todo el Pacífico Sur e, inspirado en esa experiencia, decidió decorar su local con muebles de ratán, antorchas flameantes, telas de colores vivaces, guirnaldas de flores, ofrecer comida cantonesa y servir cócteles basados en distintos tipos de ron. “Don The Beachcomber” fue la meca elegida por las estrellas de Hollywood entre los años 40 y bien entrados los 60s. Frank Sinatra, Howard Hughes y Charlie Chaplin lo frecuentaban. En la misma época, el restauranteur Victor Bergeron también adoptó la temática tiki en su local ubicado en Oakland. Con el tiempo “Trader Vic” llegó a convertirse en una cadena que se expandió a nivel mundial.

El puente entre la cultura polinesia y la cultura pop norteamericana se construyó a partir de los marines que regresaban a su país luego de prestar servicio en el Pacífico durante la segunda guerra mundial. La explosión del poder económico de la clase media norteamericana y la fascinación por los viajes en avión a Hawaii también ayudaron. Sobre esa base se desplegó el auge del tiki que comenzó en los bares y la gastronomía y se expandió hacia la TV (por ej: “La isla de Gilligan”) y la música (Les Baxter).

Oh’No! Lulu, Tiki Bar & Pupu Platter
Aráoz 1019 (entre Lerma y Av. Córdoba)
Martes a domingo desde las 18 hs. (no se toman reservas)
IG: @Ohnolulutikibar
#Ohnolulu #tikibar #keepittropical

Tipo de cocina: 
Fusión - Tiki
Ubicacion: 
Villa Crespo