PASTELERIA FRANCESA

Tan importante es la pastelería en la cultura francesa que sus ingredientes han logrado trascender el ámbito culinario para extenderse a la lengua francesa a través de dichos populares y refranes. En expresiones como:

“Rouler quelqu’un dans la farine” (“Enrollar a alguien en la harina”) que se refiere a engañar a alguien;

“Tomber dans les pommes” (“Caer en las manzanas”) que significa desvanecerse;

“Compter pour du beurre” (“Valer como la mantequilla”) asociado a no valer nada;

“Casser du sucre sur le dos” (“Romperle el azúcar en la espalda”) que indica hablar mal de una persona en su ausencia.

“En rester comme deux ronds de flan” (“Quedarse como dos rondas de flan”) para expresar que alguien quedó atónito o sorprendido ante un acontecimiento.

Si nos remontamos a los inicios de la pastelería, François Vatel (1631-1671) merece una mención especial. Este cocinero y maestro francés sentó las bases de un protocolo gastronómico. Fue ante todo un maestro de ceremonias innovador en el arte de agasajar. Es famoso por haber inventado la crema Chantilly en el castillo homónimo (Chantilly), donde servía a Luis II, Príncipe de Borbón-Condé. La obtuvo mejorando una antigua receta de crema batida. Otro referente que marcó la historia de la pâtisserie es el gran Marie-Antoine Carême (1784-1833). Su cocina fue famosa por sus decoraciones y elaboradas presentaciones, que eran calificadas de grandiosas. Era llamado “El cocinero de los reyes y el rey de los cocineros”. Era famoso por sus hojaldres y sus pièces-montées extraordinarias elaboradas principalmente con grandes turrones y gruesos y crocantes merengues.

Hoy, entre los mejores exponentes de la pâtisserie contemporánea, resuenan los nombres de: Christophe Michalak, Claire Heitzler, Philippe Conticini, Christophe Adam, Pierre Hermé, Cédric Grolet y Cyril Lignac.

¿Quién puede resistirse a la tentación de una pastelería tan exquisita como refinada que ya desde la vitrina se saborea con los ojos? Para homenajear estos placeres de la vida, Lucullus, la Asociación Gastronómica Francesa en Argentina, presenta PÂTISSERIE, una semana dedicada a los manjares de la pastelería francesa en la que el público podrá descubrir el amplio abanico de delicias dulces que ofrece la cocina de origen galo.

Así, del 9 al 16 de junio, “PÂTISSERIE” propone una degustación de postres y pasteles acompañada por una copa de espumante de la bodega Rutini en 20 locales gastronómicos franceses de la Ciudad de Buenos Aires. Las panaderías/pastelerías que se suman al evento son: Co-Pain, French Cookie, Laban Catering, L'Epi Boulangerie (sólo venta para llevar), Les Macarons de Paris (solo venta online) y Merci. Y los restaurantes: Fleur de Sel, Hotel Club Francés, Le Bistrot par Le Beaujolais, Palacio Duhau, Un Dos Crepes y Villa Ocampo Bistro.

Más información en: www.lucullus.com.ar